miércoles, 17 de febrero de 2010

EL PACTO DE ESTADO

¿Qué habrían pensado los ingleses si, cuando Hitler invadió Polonia, Chamberlain se hubiera dedicado a echar la bronca a Churchill por no apoyarlo, y a acusarlo de no tirar del carro ante el fracaso de su estrategia de apaciguamiento? ¿Se habría situado la prensa británica en posición equidistante entre el firmante del Pacto de Munich y el que previno contra sus efectos? Obviamente, no ocurrió así, Chamberlain salió justamente disparado y Churchill ganó la guerra (con el apoyo de la resistencia francesa, por supuesto)

Pues en Apaña esto ocurre con total naturalidad. Al grito de 'responsabilidad' y 'pacto de estado' el Gobierno está consiguiendo que las culpas de la desastrosa situación española se compartan con la oposición (una oposición a la que, para colmo, aquél se ha dedicado a marginar durante toda la legislatura). Los apañoles se han acostumbrado a razonar de ese modo, y creo que el origen puede estar en haber asimilado el exitoso lema de la ‘crispación’ con el que el Gobierno enmascaró la denuncia del PP a su negociación con ETA, consiguiendo embarullar y desviar la culpa.

p.d. Un caso de historia-ficción aún más estúpido. 1945. Himmler, desde el bunker de la Cancillería, acusa a los aliados de no tirar del carro por no querer firmar con Hitler un gran pacto de estado para solucionar el Holocausto.

No hay comentarios: