miércoles, 24 de marzo de 2010

SÁNCHEZ-CUENCA, MONTESQUIEU Y OTRAS COSAS DE METER

Sánchez-Cuenca entiende que existe un serio problema con la justicia española, y realiza una aproximación al asunto en tres fases 1) hay jueces que se enfrentan a “los poderes políticos representativos”; 2) lo hacen, no porque sean imparciales, sino porque tienen un “sesgo ideológico”; y 3) el sesgo ideológico preocupante es el conservador. Obviamente para Sánchez Cuenca el verdadero problema es el último, y por eso centra su artículo en desvelar la verdadera naturaleza de algunos jueces concretos instalados en posiciones claves del sistema judicial español (el muestrario va desde los “inquietantes” hasta los “filofranquistas”). Sánchez-Cuenca lo resume así:”en España se está produciendo un peligroso deslizamiento del Estado de derecho al Estado de derecha”.

Debe observarse que Sánchez-Cuenca no ve serios inconvenientes en la intromisión del legislativo en el ejecutivo. Para él quien critica esto parte de ”una visión idealizada del estado de derecho” y”pasa por alto el verdadero problema de fondo, que no es sino el fuerte sesgo ideológico de los jueces. En España, nuestro sistema judicial está dominado por posiciones conservadoras.” Así pues el problema está en que, habiendo un gobierno de izquierda, no haya un sistema judicial de izquierda, y por eso los intentos de colocar jueces afines por parte de los diferentes partidos no deben ser tratados de igual manera: mientras el PP se obstina en aferrarse a sus privilegios, el PSOE intenta virtuosamente adaptar el sistema judicial al progreso.

Hay, pues, jueces malos (los de derecha) y jueces buenos (los progresistas). Ahora hay gobierno bueno y jueces malos, y esto provoca una distorsión intolerable. Todo el artículo de Sánchez–Cuenca exuda una filosofía yinyang de la que deriva un concepto de la democracia entendida como el camino natural e inexorable hacia el gobierno de la izquierda (cuando esto no ocurre, debe entenderse que realmente no hay democracia). Se trata de un camino en el que la derecha no es considerada un adversario político, sino un obstáculo maligno que hay que eliminar para alcanzar el nirvana. Todo muy democrático.

p.d. Por cierto, todo este artículo es el penoso esfuerzo que Sánchez-Cuenca realiza para defender a Garzón.

lunes, 15 de marzo de 2010

ELEGIDOS PARA LA GLORIA

Como sin duda sabrán, a lo largo de esta semana se ha celebrado un certamen, convocado por el egregio vate Sans-Foy, para la creación de una décima espinela dedicada a Zapatero.


Por una serie de circunstancias lamentables, en especial el retraso de los albano-kosovares enviados a los miembros del jurado para que patrocinaran mi candidatura, mi décima no ha sido la elegida. Veleidades de la fortuna, que espero corregir en posteriores ocasiones mediante el empleo de sicarios calabreses más puntuales que los actuales.

En resumen, la ganadora del galardón ha sido doña C. Hoyos, con la siguiente composición:

Ocho se cree Zapatero:
Mahoma, como profeta,
Lorca, en su fase poeta,
Polanco, de reportero,
Mecenas, con el dinero,
Mona Lisa, en su sonrisa,
Marx, evitando la misa,
Es el Che en su pacifismo,
Luther King en optimismo,
¿le ponemos la camisa?


... seguida muy de cerca por la del almirante Laslo a Sotavento

Una décima me es poco,
y lo digo con respeto,
mejor sería un soneto
para definir a un moco.
Sin resultar tan barroco,
el romance queda fino
para hablar del inquilino.
Pero él mismo se lo labra
con una sola palabra,
y esa palabra es "cretino".


Y permítanme que les deje finalmente mi propia composición.

Un par de dioses menores
para el ocio entretener
quisieron crear un ser
con un barro de colores
(pues eran cursis autores)
Construyeron un muñeco
de espaldas cargado, enteco,
con la ceja circunfleja,
sonrisa de oreja a oreja
y completamente hueco.

Solo faltaba dotar
al sonriente artefacto
de razonamiento abstracto,
de sustancia, del pensar,
de capacidad de hablar,
pero ya estaban cansados.
“¿Que importan los resultados?
Nuestra intención era buena”
(Estos dioses, una pena,
eran progres consumados)

“Le doy como paliativo
la habilidad endiablada
de hablar y no decir nada,
un sectarismo agresivo
y un gran poder destructivo.
Irá con tan buena maña
donde a la gente se engaña
con tres o cuatro gracietas
porque ve el mundo en viñetas.”
“Pues no digas más: a España.”

Y allí fue desembarcado
y empezó a hablar a su antojo:
“Mi caasa”, “mama”, “soy rojo”,
“a mi abuelo han fusilado
y el otro… se me ha olvidado”
Bien aprendida esta lista
llegó a líder socialista.
Y con su cháchara loca
y mucha kale borroka
hizo a España peronista.

Desde el cielo bien se ve
el triste país en ruinas.
“La que hemos montao ¿qué opinas?”
“Tú tranquilo dejalé
que eche la culpa al PP.”
Y colorín colorado
este cuento no ha acabado
pues por el páramo seco
el diabólico muñeco
sigue desencadenado.

sábado, 6 de marzo de 2010

ANGELOTS



Todo lo que va saliendo a la luz de Unión Mallorquina va revelando la telaraña que el partido tejió mediante un empleo creativo de los fondos públicos. Por ejemplo, una red de voluntarios reclutados entre personas de cierta edad. Estos voluntarios eran investidos con el título de ‘angelots’ (angelotes), recibían un carnet con su foto y la imagen de un ángel derramando sus bondades, y eran enviados para que pregonaran las ventajas del Credo Uemita entre sus vecinos y allegados. Estas ventajas eran evidentes, al menos para los angelots, que inmediatamente eran contratados por alguna empresa que les proporcionaba un sueldo mensual sin tener que pasar por el desagradable trámite de ir a trabajar. ¿Y qué ganaban estas empresas? Pues todo parece indicar que obtenían sustanciosos contratos de las licitaciones dependientes de Unión Mallorquina, con lo que el círculo quedaba cerrado y todos contentos.

lunes, 1 de marzo de 2010

TRAS LA CAÍDA DE MUNAR

Pese a las dificultades derivadas de la rápida transición del mayestático (“el Presidente ha tomado decisiones muy duras”) al normal (“pero he actuado con total responsabilidad”), la postura de Antich tras la dimisión de la Presidenta del Parlamento balear puede resumirse así: los saqueos de UM no tienen nada que ver con él, no tiene la menor intención de convocar elecciones anticipadas, y el PP tiene que arrimar el hombro para que él, Antich, siga siendo presidente a pesar de que los socialistas y el Bloc tienen menos escaños que los populares.

En realidad todo este asunto se reduce a un correcto uso de las preposiciones: Antich se empeña en afirmar que se trata de escándalos y corrupciones en su gobierno cuando en realidad se trata de escándalos y corrupciones de su gobierno. Esta pequeña diferencia le permite ponerse de perfil y poner cara de que las cosas no van con él.

Aunque en realidad quizás sea cierto que el presidente Antich ha padecido un absoluto descontrol sobre las actividades de UM en su gobierno, pero entonces el juicio debe ser aún más severo. Desde el principio de la legislatura era evidente que no existía nada parecido a un proyecto político común entre los partidos que integraban el pacto de gobierno (socialistas, izquierda unida, nacionalistas asilvestrados, esquerra republicana de Cataluña –sí, sí, de Cataluña- y los cleptócratas de UM) más allá del deseo de alcanzar el poder. Por eso una vez conseguido el botín fue desmembrado en consejerías y repartido a las distintas bandas para que dispusieran de los despojos a su antojo, una solución que, siendo impecable desde el punto práctico, plantea algunas dudas desde el punto de vista de la teoría política (porque permite que una banda que ha obtenido, digamos, el 2% de los votos, dirija el 100% de la política en un área concreta, como la educación) El empleo del en por parte de Antich no es sino el reconocimiento de esta realidad lamentable.