martes, 2 de noviembre de 2010

LAS 'PRIVATIZACIONES'

Fernando Garea en El País: El PP quiere reordenar el Estado y privatizar los servicios sociales.

Buscado el texto del titular dentro del artículo, resulta que no aparece de forma exacta sino aproximada: El PP quiere privatizar la gestión de servicios sociales básicos como la sanidad.

‘Privatizar’ es la palabra clave que envía el País a sus lectores. No concreta su significado, pero en ella está condensada la avaricia del PP, su desinterés por la gente, y el deseo de privarles de servicios públicos. Por ejemplo, continuamente se escucha que Esperanza Aguirre ha ‘privatizado’ la Sanidad en Madrid. Pero entonces ¿ya no son públicos estos hospitales? ¿Ha vendido Esperanza Aguirre la red de hospitales de Madrid al sector privado? ¿Hay que pagar, o contratar un seguro privado, para ser atendido? Obviamente, no es así.

La ‘privatización’ consiste en nuevas formas de gestión del sector público por las que se externaliza temporalmente la explotación de determinados servicios. Por ejemplo, en el sector sanitario, el mantenimiento, la limpieza o, más recientemente, el laboratorio. La finalidad, en principio, no es expulsar a los pobres de la sanidad, sino hacer más eficaz la gestión y reducir costes. Obviamente, estas ‘privatizaciones’ se practican en todas las Comunidades, pero sólo en Madrid está Esperanza Aguirre.

Estas ‘privatizaciones’ se suelen realizar bajo la forma de ‘contratos de colaboración entre el sector público y el sector privado’, modalidad regulada en el artículo 11 de la Ley 30/2007 de Contratos del Sector Público.

¡Ahá! Ya tenemos un responsable. ¿Quién es el malvado neocón que aprobó esta Ley que posibilita las ‘privatizaciones’? Pues fue, me temo, José Luis Rodríguez Zapatero.

7 comentarios:

Horrach dijo...

Con este cambio de gobierno, El País vuelve a la trinchera. A falta de decisiones positivas por parte del PSOE que se puedan vender, volvemos a la identificación del PP con lo peor como único argumento político. Un clásico en este género, que ya sacó a pasear Rubalcaba el domingo, es la cantinela de la 'agenda oculta' del PP.

saludos

candela dijo...

En la Argos ya he comentado el asunto, tan evidentemente falsario.

Lo que resulta todavía más evidente es la existencia de palabras con atributo maligno. Privatización, es una de ellas.

Vaya usted a hilar un argumento racional sobre usos y ventajas de modos de gestión que si los bárbaros escuchan el palabro ya no hay nada que hacer.

No hay solución, de verdad se lo digo.

navarth dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
navarth dijo...

Hola Candela, bienvenida. Pero no sea tan pesimista. Es cierto que estamos aún en pañales, y que, a corto plazo, los argumentos racionales son incapaces de desmontar lo que está basado en la emoción. Pero démonos tiempo (calculo que unos quince millones de años) para que el razonamiento honesto se extienda. Saludos.

navarth dijo...

Hola Horrach. La ‘agenda oculta’ promete ser el mantra de esta temporada otoño-invierno. Saludos.

candela dijo...

Vale, se lo compro y me lleno de optimismo. Total, quince millones de años son

Y más saludos, que he entrado en su casa sin protocolo alguno.

Buenas noches.

Horrach dijo...

Lo de la 'agenda oculta' es de nota, porque a la vez que pasean la estrategia del miedo (precisamente esa que siempre se adjudicaba a la derecha) acusan al PP de no se sabe muy bien qué cosas feísimas que se guarda en la manga, luego defienden la 'agenda visible' de subespecies como los nacionalistas, con el argumento de que son cosas, sí, un poco fuertes, pero que no van en serio sino que no pasan de ser soflamas de cara al 'consumo interno', ya saben, para apretar las filas. Dijeron eso incluso de Batasuna cuando el Diálogo...