jueves, 21 de mayo de 2015

PABLO IGLESIAS Y LA INMERSIÓN SUMERGIDA


El Mundo publicaba el domingo la entrevista de su director Casimiro García-Abadillo a Pablo Iglesias, que entre otros dejaba el siguiente subtítulo: «Los padres tienen que poder educar a sus hijos en la lengua que quieran, pero la inmersión lingüística ha sido un enorme éxito».

Se refiere, por supuesto, a la inmersión obligatoria en catalán, porque si habláramos de inmersión en castellano (los defensores sinceros de la inmersión tendrían que estar indistintamente a favor de una u otra, dependiendo del nivel del niño en cuestión) Iglesias se daría cuenta enseguida de que es cosa de fachas. En todo caso su compromiso con la libertad parece bastante limitado. Como el del capataz de una plantación de algodón que declarara solemnemente: los hombres deben ser libres, pero la esclavitud ha sido un enorme éxito. O como el que resulta de la siguiente afirmación, digna del mejor Cantinflas: «en Cataluña creo que el proceso de inmersión lingüística ha sido un enorme éxito en lo relativo a la inmersión lingüística».

Pero hay más. Y es que, para Iglesias, «los padres tienen que poder educar a sus hijos en la lengua en la que quieran, pero al mismo tiempo si la lengua cooficial en Cataluña es el catalán, si el catalán es una lengua administrativa tiene todo el sentido del mundo que ésa sea también la lengua en las escuelas».

Es decir, los padres tienen todo el derecho del mundo a elegir la lengua que quieran, siempre que ésta sea la de la ominosa inmersión que espera a sus hijos. Y esto, según Iglesias, tiene todo el sentido del mundo. Un ejemplo canónico de bullshit, pero en unas dosis que hacen temer por la capa de ozono. El problema, claro está, es que Iglesias teme hablar demasiado claro y alarmar prematuramente a sus posibles votantes. En esta entrevista no son sólo los sufridos alumnos los sumergidos, sino también la propia ideología de Iglesias, un submarino que navega bajo la verborrea dejando ver de cuando en cuando el periscopio. ¿Es usted comunista o socialdemócrata? Yo socialdemócrata como Lenin, dice tan tranquilo el capataz politólogo. ¿Cómo puede defender una banca pública viendo la experiencia española con las cajas? Uh, «el problema es que las cajas de ahorro se convirtieron en la cueva de Alí Babá y los 40 ladrones cuando se bancarizaron».


Lo de capataz no es gratuito. Porque el azote de la casta se apresura con gran docilidad a aceptar los dictados de la más poderosa de todas, la de los dueños de la plantación nacionalista. Un camino que en Baleares Podemos ha emprendido con la misma mansedumbre, apoyando a la sedicente Asamblea de Docentes y franqueando el camino a la inmersión a través de la puerta falsa del decreto de mínimos.

Publicado en El Mundo/El Día de Baleares. 21 de mayo de 2015.

9 comentarios:

Asturianín dijo...

Buenos días, D. Navarth.

Me ha gustado mucho su entrada. Para no variar. Siempre me divierto y aprendo cuando entro en su casa.

Muchas gracias.

candela dijo...

Qué alegría da que tenga tiempo y ganas, sobre todo ganas, para sacar oro de la mierda.
Este peligroso profeta no sabe lo que dice.
La educación, como acto administrativo, olé.

Muy bueno el símil del capataz de esclavos.
En fin, sólo quiero mandar un abrazo y muchos ánimos.

CATENACCIO dijo...

El muchacho explota esa fecunda asociación del odio de clase con el odio étnico; aunque en los segundo está bien visto que va de subalterno. Grandes momentos nos esperan.

Bruno dijo...

¡Mucha suerte!
Da para pensar mucho sobre esta sociedad en la que se tiene que ocultar el ideario del partido para captar votos. Votar ambigüedades o votar ideas.
Cono casarse con un humano del que no se sabe casi nada. Ni si es hombre o mujer o ambas cosas. Dejando aparte otras trivialidades como carácter, inteligencia, belleza, afinidades y un largo etc.
La política como impulso primario o el arte de prometer. No digo arte de esperanzar porque algunos se lo tomaran en doble sentido.

viejecita dijo...

Muchas gracias por esta entrada. D. Navarth , que es estupenda, y tiene mucho más mérito de lo habitual, porque estará usted machacado con la campaña.
Y, por favor, bien está que Pericay cuente todo en un libro, pero nosotros queremos que nos lo cuente usted...
¡ Suerte para el domingo !

Benvolio dijo...

Mr Navarth, si PI es socialdemócrata como Lenin, nosotros podríamos decir que somos liberales como Bakunin, ¿no le parece?

Temístocles dijo...

Lo único que queda claro en la entrevista de PI es que su lengua materna es el hegeliano:

1. Hegel identifica la libertad con el reconocimiento de la necesidad y PI extrae el corolario de los padres que son libres porque reconocen que la inmersión en catalán es obligatoria.

2. Hegel, padre de los totalitarismos (el de izquierdas y el de derechas) estableció la necesidad de las contradicciones. PI lo calca: hay que cabalgar contradicciones.

3. Hegel habla de la astucia de la razón: el abrirse paso a través de las pasiones. PI es número irracional: 3.141592......



viejecita dijo...

Siento muchísimo que no haya conseguido su escaño en el Parlamento Balear, Don Navarth ¡ Con la falta que hacen personas de talla y que no se dejen avasallar por los imperialistas pan catalanes !

Aunque supongo que seguirá teniendo muchísimo trabajo, pero sepa que se le echa en falta.
Muuuuucho.

Capitán Haddock dijo...

Yo también siento muchísimo que no haya logrado un escaño. Habría sido la caña cruzarse con Sansaloni en el parlamento.