lunes, 15 de marzo de 2010

ELEGIDOS PARA LA GLORIA

Como sin duda sabrán, a lo largo de esta semana se ha celebrado un certamen, convocado por el egregio vate Sans-Foy, para la creación de una décima espinela dedicada a Zapatero.


Por una serie de circunstancias lamentables, en especial el retraso de los albano-kosovares enviados a los miembros del jurado para que patrocinaran mi candidatura, mi décima no ha sido la elegida. Veleidades de la fortuna, que espero corregir en posteriores ocasiones mediante el empleo de sicarios calabreses más puntuales que los actuales.

En resumen, la ganadora del galardón ha sido doña C. Hoyos, con la siguiente composición:

Ocho se cree Zapatero:
Mahoma, como profeta,
Lorca, en su fase poeta,
Polanco, de reportero,
Mecenas, con el dinero,
Mona Lisa, en su sonrisa,
Marx, evitando la misa,
Es el Che en su pacifismo,
Luther King en optimismo,
¿le ponemos la camisa?


... seguida muy de cerca por la del almirante Laslo a Sotavento

Una décima me es poco,
y lo digo con respeto,
mejor sería un soneto
para definir a un moco.
Sin resultar tan barroco,
el romance queda fino
para hablar del inquilino.
Pero él mismo se lo labra
con una sola palabra,
y esa palabra es "cretino".


Y permítanme que les deje finalmente mi propia composición.

Un par de dioses menores
para el ocio entretener
quisieron crear un ser
con un barro de colores
(pues eran cursis autores)
Construyeron un muñeco
de espaldas cargado, enteco,
con la ceja circunfleja,
sonrisa de oreja a oreja
y completamente hueco.

Solo faltaba dotar
al sonriente artefacto
de razonamiento abstracto,
de sustancia, del pensar,
de capacidad de hablar,
pero ya estaban cansados.
“¿Que importan los resultados?
Nuestra intención era buena”
(Estos dioses, una pena,
eran progres consumados)

“Le doy como paliativo
la habilidad endiablada
de hablar y no decir nada,
un sectarismo agresivo
y un gran poder destructivo.
Irá con tan buena maña
donde a la gente se engaña
con tres o cuatro gracietas
porque ve el mundo en viñetas.”
“Pues no digas más: a España.”

Y allí fue desembarcado
y empezó a hablar a su antojo:
“Mi caasa”, “mama”, “soy rojo”,
“a mi abuelo han fusilado
y el otro… se me ha olvidado”
Bien aprendida esta lista
llegó a líder socialista.
Y con su cháchara loca
y mucha kale borroka
hizo a España peronista.

Desde el cielo bien se ve
el triste país en ruinas.
“La que hemos montao ¿qué opinas?”
“Tú tranquilo dejalé
que eche la culpa al PP.”
Y colorín colorado
este cuento no ha acabado
pues por el páramo seco
el diabólico muñeco
sigue desencadenado.

3 comentarios:

Fátima del Espíritu Santo dijo...

Era muy buena la suya, Navarth
(aunque Mesié le riña)

navarth dijo...

Muchas gracias Fátima del Espíritu Santo, a mí también me gusto la suya. La verdad es que el certamen fue muy divertido, y había décimas muy ingeniosas (aunque lo cierto es que el tema es bastante inspirador) De todas maneras ahora respeto aún más a Sans-Foy, porque para escribir lo mío tardé horrores. Saludos.

Brunilda dijo...

Por fin! Ya me la sé!(Creo, pero no me ponga a prueba...)