viernes, 20 de noviembre de 2009

EL CURRÍCULUM, ESE ENEMIGO DE LA DEMOCRACIA

”Dos desconocidos sin experiencia representarán a la UE ante el mundo”, “Nombres débiles para grandes retos en la Unión Europea”, “Políticos de perfil bajo”. Así refleja la prensa los nombramientos del belga Van Rompuy y la inglesa Catherine Ashton como Presidente permanente de la UE y superministro de Exteriores. respectivamente. Especialmente duros son los comentarios en el caso de Ashton, que es baronesa y tiene cierto parecido con Shelly Duval, de quien llegan a decir que "los británicos querían liquidar el servicio exterior y lo han conseguido", lo que de paso explica finalmente la candidatura de Moratinos para ese mismo puesto.

Lógicamente Ashton se ha molestado, y ha pedido que la juzguen por el trabajo que efectivamente realice. Y en esas estaba cuando Zapatero ha decidido acudir imprudentemente en su ayuda. En primer lugar, ha valorado los méritos personales de la británica, afirmando que le ”alegra especialmente que los elegidos hayan sido un hombre y una mujer". Y después ha tranquilizado a los que alegan la escasa experiencia de Ashton diciendo que "el currículo (de un candidato) puede ser más extenso o más breve, pero la línea fundamental es que teníamos que tener un equilibrio y la representación de mujeres". Concluyó Zapatero afirmando: «yo he sido presidente sin haber sido ministro”, y exponiendo una vez más sus innovadoras teorías políticas: “ese análisis (el del currículum) limita mucho las posibilidades de lo que es la UE y lo que es la democracia».. Y tiene razón: el filtro del currículum limitaría el ejercicio de la política a las personas realmente capaces.

(Coda. Ashton esta noche en su casa: “no te imaginas, cariño, la cantidad de mujeres que pueden ser superministro”)

No hay comentarios: