domingo, 12 de octubre de 2014

PODEMOS: LA TRANSICIÓN Y LA DEMOCRÁTICA JUNTA DE DEFENSA DE MADRID


Acompáñenme, por favor.

4 comentarios:

viejecita dijo...

En cuanto acabe con mi lunes, vengo , y también iré a la Argos...
Hasta luego

viejecita dijo...

He estado leyendo la cubierta de la Argos.

En la guerra incivil, a mi marido le asesinaron a sus dos abuelos paternos en Madrid, junto con el hermano del abuelo, por orden de Carrillo o de su segundo. Y al abuelo materno, lo fusilaron en el Fuerte de Guadalupe, en Fuenterrabía, donde se fue a entregar a cambio de su hijo y su yerno, que ellos eran unos jovencitos, y él tenía un nombre, y les vestía más. Por cierto, los politicastros querían fusilarlos a los tres, pero el jefe militar del fuerte se negó, dijo que eso no era de caballeros, y después de fusilar al abuelo, dejó libres a los dos jóvenes.
Pues cuando volvió Carrillo a España, mi suegro le perdonó, porque dijo que ya había habido suficientes venganza y rencor.

Es gracioso que estos niñatos, alentados por el hijo de quien tanto se tuvo que hacer perdonar, sean justamente los que quieran volver a aquél pasado , que bien pasado debería permanecer.

navarth dijo...

Una ironía terrible, en efecto. Y el abuelo de su marido era un valiente.

Ya que hablamos ¿me podría mandar su dirección por mail?
Un abrazo.

viejecita dijo...

Señas mandadas.
Y sí, era un valiente, comparado con los de ahora, pero también fue un valiente el que soltó a su hijo y a mi futuro suegro, a pesar de lo que se jugaba.

Y al abuelo madrileño de mi madre, le salvaron de los paseos los de la CNT y de la FAI, que le pusieron protección ( esos tiarrones que tenían ) en el portal y una placa, con toda clase de sellos, y eso que el hombre iba de Señor, y que no se le ocurría salir a la calle sin su sombrero de copa...

En aquella guerra incivil, hubo canallas que cometieron canalladas, pero también hubo valientes heroicos que se sacrificaron por los demás, en los dos lados.