martes, 22 de julio de 2008

100 DÍAS DE GOBIERNO

Llama la atención el desorden, la ausencia de sistematización y la falta de jerarquía entre los temas tratados en el panfleto de los 100 días, reflejo, posiblemente, de la propia estructura mental de Zapatero y José Blanco. Por ejemplo, la ratificación del Tratado de Lisboa aparece junto con la información proporcionada para protegerse de las altas temperaturas en verano, y la impugnación del referendum de Ibarreche junto al endurecimiento de las medidas contra pederastas. Por otra parte, entre los titulares laudatorios de los distintos asuntos se les cuela, por ejemplo, la huelga de transportistas, como si la hubiera organizado con éxito el propio Gobierno. Por último, abundan los casos pintorescos, como reivindicar el rescate de seis tripulantes de un pesquero hundido en lugar de haberlos dejado a merced de las olas y los tiburones como sin duda podrían haber hecho.

En conjunto, el documento recuerda a los penosos esfuerzos que tendría que realizar un trabajador holgazán al que se le hubiera pedido una descripción de sus tareas, y tuviera que describir la papiroflexia como “adecuación de documentos a una forma orgánica”.

No hay comentarios: