miércoles, 28 de noviembre de 2007

SOBRE ARTE Y ESGUINCES

El Mundo. “La grieta artística de la Tate Modern provoca 10 heridos y cuatro querellas. (...) Doris Salcedo (Bogotá, 1958) la presentó como “el agujero que hay entre la humanidad y la falta de humanidad”. Revestida de una retórica ampulosa y sofisticada, la colombiana justificó la instalación como el símbolo de siglos de colonialismo, pero también como un grito contra el racismo y como la metáfora de la invisibilidad de los inmigrantes en las sociedades occidentales” Por desgracia, el público, en su tosquedad, ha demostrado no estar a la altura de la artista. “(...)La gente se dedica a hacer fotos estúpidas. Un chico cogió por los pies a su novia y le metió la cabeza dentro”

1 comentario:

net dijo...

déjate de chorradas y a ver si me inseminas de una vez!!!!!!