miércoles, 22 de julio de 2009

ALTO Y FUERTE


Moratinos dice que reivindicó la soberanía de Gibraltar alto y fuerte.

(Gibraltar. Los ministros de asuntos exteriores de España e Inglaterra y el condottiero de la roca se hacen carantoñas y parabienes en un ambiente distendido
)

Moratinos: … y estoy encantado de que mi visita rompa con 300 años de hostilidad, e inaugure una nueva época de dialogo y cooperación…

Ministro ingles: Excellent, excellent, my lad.

Caruana: Well said, well said.

Moratinos (se lleva la mano a la boca como si carraspease y susurra): ejem, ejem y la soberanía es irrenunciable.

Ministro ingles: I beg your pardon?

Moratinos: Esto… digo que aquí la gente es muy amable (vuelve la cabeza hacia el otro lado y musita) y que Gibraltar es español.

Caruana: Excuse me, quiyo?

Moratinos: Uh… digo que aquí hace mucho sol.

Macaco nº 1: ak!, ak!, ak!

(y sigue así la cosa)

_______________________________


Y hoy Enric Sopena presenta una exhaustiva colección de argumentos para apagar el malestar que la visita de Moratinos haya podido provocar.

Para que lo sepan, si les ha molestado la nueva vía de cooperación y buen rollito son unos “fundamentalistas o integristas del españolismo más rancio”, “cancerberos de la ortodoxia nacional”, “guardianes del españolismo excluyente y belicoso”, “un puñado de fanáticos”, aficionados al “patriotismo de charanga y pandereta”, de los que “sacan pecho de latón” e incluso “se emocionan y hasta lloran por el Gibraltar perdido”. Son, además, dados a dejarse “excitar las bajas pasiones”. Son, en suma, sospechosos de ser “neocon genoveses”, de esos que “levitan al grito de 'Gibraltar español'”.

Y todo esto en una sola página. No hay nada como la moderación en el empleo de calificativos.

1 comentario:

Chippewa dijo...

Siempre he creido que lo mejor que puede hacerse con Gibraltar es aprovecharse de su existencia y conseguir que sea una carga económica insoportable para los británicos.

Además, tendríamos que ponernos muy pesados no reconociendo sus aguas jurisdiccionales ni su derecho al aeropuerto. Tampoco vendría mal intervenir su sistema bancario con los GEOS si fuera preciso. El inglés medio entiende esas cosas, porque él no las toleraría.

.