viernes, 8 de abril de 2011

HISTORIA DEL JAPON (6): EL CAMBIANTE MAPA DE PODER



Después de desembarazarse implacablemente de todos los obstáculos que encontró en su camino, incluido su hermano, Minamoto no Yoritomo demostró ser un gobernante muy capaz. Desgraciadamente, murió prematuramente al caer del caballo. El puesto de shôgun recayó entonces en su hijo, pues ya se estaba configurando como una monarquía hereditaria a la sombra del Emperador. El hijo de Yoritomo era un hombre joven y piadoso, y no estaba en absoluto preparado para lo que se le venía encima: su madre. Masako, la viuda de Yoritomo, una persona ambiciosa, decidida y sin escrúpulos, fue quien asumió efectivamente el poder, ayudada por su padre. En una inexorable secuencia, hizo abdicar a su hijo, que ingresara en un monasterio, y que fuera asesinado. Después, nombró shôgun a su vástago menor: sería el último Minamoto en ocupar el cargo. Dada la corta edad del nuevo shôgun, Masako nombró regente (shikken) a su padre. La política japonesa se había convertido en un laberinto de espejos: ahora no sólo el Emperador era una marioneta del shôgun, sino que éste era a su vez un títere del shikken. En este juego de poder, transcurridos unos años el regente ordenó matar al shôgun vigente, lanzando simultáneamente una campaña de propaganda contra los posibles aspirantes Minamoto al cargo. A continuación, se dirigió al Emperador de turno, Go-Toba, y le pidió que nombrara un nuevo shôgun suficientemente manipulable. Pero el Emperador vio su propia oportunidad, e intentó buscar un candidato que sirviera para restablecer su menguado poder. Durante un tiempo, Emperador y regente se dedicaron a pastelear, a presentar a sus propios candidatos, y a rechazar a los del contrario. Finalmente, en un arrebato de dignidad el Emperador declaró proscrito al regente y, apelando a la divinidad de la dinastía imperial, pidió ayuda a los monjes del santuario de Enryaku-Ji. No acudió ninguno, y Go-Toba se vio forzado a exilarse.


Grabado 1: Minamoto no Yoritomo sentado en un taburete de piel.
Grabado 2: el Emperador Go-Toba.
Carmen Quirós, esta entrada va por usted.

2 comentarios:

Carmen Quirós dijo...

Me ha encantado, Navart.

navarth dijo...

Un placer, Carmen.