domingo, 1 de noviembre de 2009

HISTORIA DEL JAPON (2): EL ASCENSO DE LOS MINAMOTO


A partir del año 1000 comenzó a sonar en la historia el nombre de otra poderosa familia: los Minamoto. En 1059 un gobernador provincial se rebeló contra la autoridad del Emperador, y éste envió a un miembro de esta familia para someterlo. No debió de ser fácil, porque originó la llamada Guerra de los Nueve Años. Finalmente, el gobernador rebelde fue derrotado, y se instaló a otro en su lugar. Pocos años después la historia se repitió con milimétrica exactitud: el nuevo gobernador se rebeló a su vez, el gobernador envió a otro Minamoto y de nuevo éste aplastó la revolución. Tardó menos esta vez: fue la Guerra de los Tres Años.

Pero mientras los Minamoto sofocaban rebeliones por el norte, otra poderosa familia estaba conspirando por el sur, los Taira. Ya hemos visto como un Taira había intentado infructuosamente derrocar al Emperador en el pasado. Ahora, aprovechando una breve disputa por la sucesión imperial, los Taira sustituyeron en el mapa del poder a prácticamente todos los Fujiwara en favor de miembros de su propio clan. Los Fujiwara habían sido más bien una aristocracia cortesana y civil, pero tanto los Taira como los Minamoto eran militares. El enfrentamiento entre estas dos poderosas familias estaba, pues, servido.


Los Taira eran considerados una familia más refinada que los Minamoto, que destacaban más bien por sus cualidades militares. Como siempre es más fácil despreciar los valores del contrario antes que compararse desfavorablemente con ellos, podemos aventurar que los Minamoto consideraban el refinamiento de los Taira como decadencia afeminada, mientras que los Taira evaluaban la austeridad marcial de los Minamoto como mera tosquedad. En 1159 Minamoto no Yoshitomo se alió con el clan Fujiwara para ayudarles a recobrar el poder que los Taira les habían arrebatado previamente. Taira no Kiyomori, jefe del clan, se enfrentó a ellos y Yoshitomo fue eliminado junto con gran parte de su familia. Pero sus hijos pequeños, a los cuales Kiyomori había perdonado la vida, se convirtieron con el tiempo en dos de los personajes más destacados de la historia medieval de Japón. Eran Yoritomo y Yoshitsune, y acabarían aniquilando a los Taira. Quizás por esto, es frecuente ver en la historia del Japón como la derrota de un samurai es seguida por la muerte de una lista interminable de familiares, evitando dejar peligrosos rivales para el futuro.


_____________
Grabados, de arriba abajo:
1.- Minamoto Yoshitomo.
2.- Fujiwara no Yosimasa tocando la flauta a la luz de la luna.
3.-(Veáse mejor aquí): Taira no Kiyomori, en la hora de su muerte, acosado por los fantasmas de sus enemigos muertos

No hay comentarios: