martes, 13 de octubre de 2009

EL DEBATE MODERNO

El País vuelve a reclamar “un debate serio y profundo” sobre el aborto. Y una vez más, ahí se queda la cosa. El “debate serio y profundo” es un mantra como el del “cambio del modelo productivo”, que tanto gusta al Gobierno y a los Sindicatos, cuya virtud deriva de (y se agota en) la mera repetición. Lo hace para desacreditar una manifestación, la del próximo sábado, que prevé masiva.

Junto al mantra citado El País expone, de pasada, el dogma subyacente, “la interrupción voluntaria del embarazo es un derecho de las mujeres”, y el castigo a los disidentes: ser culpables de antigüedad. Porque lo esencial de la nueva ley es que es moderna, y los que la critican son unos catolicazos. Hay que reconocer que estas campañas de propaganda son muy exitosas, y acaban siendo interiorizadas tanto por atacantes como por atacados. Yo, modestamente, quiero alertar ante el hecho de que un Gobierno se arrogue la capacidad para decidir que algo no es humano, paso previo para poder despojarle de protección jurídica. Cualquier Gobierno, pero encima este es el de Zapatero y Bibiana Aído.

No hay comentarios: