viernes, 15 de junio de 2007

LOS SUMOS SACERDOTES DEL PROGRESO

Campaña electoral 2007. Mitin en Vitoria. Zapatero hace su aparición con unas vistosas vestiduras que le llegan hasta los pies, un pintoresco tocado y una barba postiza. Lo acompañan, con galas similares, Fernández Bermejo y Conde Pumpido. Los tres se acercan ceremoniosamente a una mesa en la que se encuentra un ave diseccionada.

“Hijos míos, queridos fieles, yo soy vuestro Sumo Sacerdote. Yo soy el intérprete de la Justicia, augur del Espíritu de las Leyes, arúspice de la Voluntad Popular. Las entrañas de este humilde pajarillo me han revelado cuál era el deseo de los Dioses Primigenios de la Progresía que latía bajo la Ley de Partidos. Y, de este modo, siguiendo sus instrucciones, la hemos aplicado en su justa medida, no menos de lo que exige ni más de lo que establece. No hemos optado por el blanco de las huestes descreídas de los populares, ni por el negro de los feroces violentos. Sabéis que los herejes nos acusan de habernos plegado a las exigencias de estos últimos. Perdonadlos (o matadlos), porque viven en la ignorancia, fuera de la iluminación que proporciona la fe de la izquierda. Vosotros, fieles acólitos, sabéis que sólo nos guía el abnegado deseo de serviros, y que somos meros transmisores de la luz de la razón progresista que se ha manifestado a través de las tripas de este ave.

Ahora necesitamos a un voluntario que nos sirva para averiguar la voluntad de los Dioses Primigenios en el asunto de Navarra. Hermano Bermejo, trae a ese fiel adepto que mira hacia otro lado y ten la bondad de eviscerarlo. Voy a tomar un café y después escrutaremos en sus entrañas cuál es el Sagrado Camino del Progreso que nos revelan nuestros Dioses, de los cuales somos los únicos y naturales intérpretes.”

No hay comentarios: