miércoles, 17 de enero de 2007

SUSO DE TORO NO DEFRAUDA


Comienza Suso de Toro explicando la diferencia de reacciones entre EE.UU. y España a sus respectivos atentados de 11-s y 11-m. Lo esencial para Suso consiste en que, mientras en USA la población se unió en torno al Gobierno, en España se produjo un cisma en la ciudadanía. Extraño, piensa uno, ¿irá ahora Suso de Toro a criticar la agitación realizada por los medios afines a los socialistas en las jornadas posteriores al atentado? ¿Tal vez la violación de la jornada electoral por Rubalcaba? ¿O quizás la convocatoria de agresivas manifestaciones ante las sedes del PP? Pues no, lo que está criticando Suso es que el 14-m, tras el triunfo socialista, los votantes del PP acudieran a la sede de Génova para apoyar a sus líderes (en lugar de ir a Ferraz, supongo) A partir de aquí, Suso comienza a hacer complicadas filigranas argumentales, difíciles de seguir para los no iniciados, que concluyen con la tajante afirmación de que el PP nunca sintió dolor por el atentado ni sintió a las víctimas como propias.

Suso manifiesta estar pasmado por la posición tan extrema que ha adoptado la derecha, explicable, según él, por su “casticismo” (sic) Y después se lanza a describir la política de los populares de una manera que, curiosamente, encaja notablemente bien con la de los socialistas: “agitando y usando la mentira”, “entorpeciendo las instituciones”, “lo ensayó en los años 30”, “pudo realizar su proyecto nacionalista”, “enfrentar Comunidades”, “separa política, social y territorialmente; pasmosa su irresponsabilidad y su falta de sentido de Estado”

Suso continúa haciendo un perspicaz análisis del terrorismo (“nada más inútil y menos rentable que el terrorismo etarra; en tantos años no ha conseguido ningún resultado político, ninguno”) y finaliza, por si no hubiera quedado claro, afirmando quién lo ha hecho bien y quién mal: “El Gobierno hizo lo que debía. Quien hizo lo que no se debía de hacer jamás fue esta derecha”. También ha hecho lo que debía Suso, es decir continuar con su infatigable tarea de proctoosculación al Gobierno socialista.

P.D. El artículo de “El País” finaliza con una escueta nota: Suso de Toro es escritor, algo que no cabría adivinar de la lectura del artículo.

1 comentario:

traductor google dijo...

Diccionario inglés-progre:

Suso de Toro: Bull-shit

P.e.: "El torero se enfrentó al toro" o "Voy a hacer Suso"